R. Vallejo

La primera impresión que se tiene al contemplar los cuadros de Rafael Vallejo, es la de una invitación al mundo de la fantasía y la imaginación, pero también invitación a participar en un estado de gracia que sólo los niños y los verdaderos artistas saben conocer.